Cocinas preparadas para crecer

El típico error al proyectar la primera vivienda es pensar en el presente como en una foto fija que se mantiene en el tiempo. Sin embargo, el éxito de una reforma no se limita a conseguir un ambiente actual que se adapta a unas circunstancias concretas, sino a su capacidad para dar respuesta a condiciones venideras.

Muebles superiores 45cm

El primer peaje de este lamentable error de visión, suele ser que estos ambientes rígidos, sin posibilidad de evolución, nos encasillan en un momento efímero de nuestra existencia pasada. Como las cocinas para singles, devotos del take-away, que acaban por dar servicio a parejas y, después, a familias con cuatro miembros.

Es entonces cuando nos planteamos qué hacer con una escuálida barra de comidas de un solo taburete, con mini armarios incapaces de alojar más allá de un par de cacerolas y placas de cocción de 30 centímetros. Si el espacio lo permite, olvidemos por un momento el «menos es más» a la hora de decidirnos entre muebles y electrodomésticos de menos o mayor capacidad y planifiquemos espacios preparados para crecer con los acontecimientos y adaptarse a las nuevas necesidades.

Una barra de desayunos amplia y confortable siempre es un acierto y en hogares unipersonales se convierte en la base perfecta para apoyar el ordenador portátil o la libreta de notas. Los armarios que no se llenan de latas de conservas y cacerolas, se convierten en el almacén ideal para docenas de artilugios sin cobijo y un frigorífico congelador, en el mejor aliado para ahorrar tiempo cocinando y reducir visitas a mercados.

Son gestos sencillos que no suponen un incremento apreciable en el presupuesto inicial y consiguen alejarnos del concepto efímero en arquitectura doméstica. Se trata de pensar también a medio y a largo plazo para no quedarnos pequeños, porque meterse en obras no es algo placentero, sencillo ni económico.

La propuesta de Cocinas.com consiste en apostar por escenarios flexibles con un estética versátil, es decir, apostar por cocinas preparadas para crecer. Ambientes que puedan dividirse, crecer o ampliarse cada vez que lo deseemos o sea necesario…, solo así podrán resistir el paso del tiempo sin perder su utilidad y frescura y serán capaces de responder a necesidades contradictorias, tanto de la realidad actual como de la que está por venir.